La profesionalización del fútbol sala es un hecho evidente y no solo las grandes ligas europeas se han reforzado. Ligas de fútbol sala menores, como la francesa, han empezado una metamorfosis que puede cambiar el paradigma actual del mundo de este deporte.

La Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), considerada una de las mejores ligas y más competitivas del mundo, vio cómo dos de sus jugadores más emblemáticos, Ricardinho y Carlos Ortiz, abandonaban Movistar Inter para fichar por el ACCS París. Pese a este duro varapalo, la LNFS, lejos de descomponerse, ha evolucionado de tal forma que se puede romper el trinomio Movistar Inter – Pozo Murcia – Barça. 

En esta campaña, equipos como Jimbee Cartagena, Palma Futsal o Levante UD están presentando una firme candidatura al título liguero. Este hecho nace del desgaste de los equipos tradicionalmente grandes del fútbol sala en este país y de la buena gestión económica y de fichajes que han realizado equipos como Palma Futsal o Jimbee Cartagena. 

El desgaste de los equipos grandes, como el de Movistar Inter, proviene en parte por el aumento de nivel en otras ligas europeas, que ejercen de reclamo para los jugadores de las grandes ligas. La marcha de Ricardinho del equipo de Torrejón de Ardoz fue por la puerta de detrás y con reproches por ambas partes.

Ricardinho, jugador del ACCS París. Fuente: AS
Ricardinho, nuevo jugador del ACCS París. Fuente: AS

Todo el mundo se pensaba que el astro portugués se iría a uno de los grandes clubes europeos como Kairat o Sporting CP, pero a él le gustan los retos y qué mayor reto que ganar la Uefa Futsal Champions League con un equipo de una liga que no la ha ganado nunca, el ACCS París. 

« El equipo parisino ACCS París ha hecho un “PSG de fútbol sala” realizando una gran inversión para intentar lograr la gloria europea».

Ricardinho no se ha ido solo a París, pues se ha llevado con él al eterno capitán Carlos Ortiz y a Humberto, el pívot todoterreno también de Movistar Inter. Les acompaña su exentrenador en Movistar Inter, Jesús Velasco, campeón de cinco ligas y dos Uefa Futsal Champions League. El equipo parisino ACCS París ha hecho un “PSG de fútbol sala” realizando una gran inversión para intentar lograr la gloria europea. 

Jesús Velasco, entrenador del ACCS París. Fuente: AS
Jesús Velasco, entrenador del ACCS París. Fuente: AS

Con el objetivo de dar apoyo a los jóvenes de los barrios más populares de la ciudad y de subir categorías del fútbol sala francés, el ACCS París desarrolló en 2011 una de las canteras de fútbol base de fútbol sala más grandes de Francia.

En 2017, los parisinos empezaron a recoger los primeros frutos de la tremenda inversión, pues después de tres ascensos consecutivos llegaron a la división de bronce del fútbol sala francés. Ese año, contra todo pronóstico, el equipo se proclamó campeón de la copa de Francia y ascendió a la categoría de plata. 

Finalmente, tras dos temporadas luchando para alcanzar la máxima categoría del fútbol sala francés, en 2019 lograron el ascenso tan deseado. Actualmente, el equipo de Jesús Velasco se encuentra, con un partido menos, segundo en la tabla clasificatoria a cuatro puntos del Lille, el primer clasificado. No obstante, la gran gesta del equipo la encontramos en la Uefa Futsal Champions League. El ACCS Paris ha logrado el billete para los octavos de final tras superar al Pesaro, el campeón italiano. En un agónico (2-2) partido en que los penales decidieron la eliminatoria, jugadores con la experiencia de Ricardinho u Ortiz marcaron la diferencia. 

El rival de los octavos de final para el ACCS París ha sido nada más y nada menos que al FC Barcelona. Un rival más que conocido por Ricardinho o el propio Jesús Velasco. No existía reto más grande que el de eliminar al vigente campeón de Europa en octavos de final. Y es que el reto era tan grande, que no se pudo dar.

Ferrao encarando a Ricardinho en los octavos de final de la UEFA Futsal Champions League. Fuente: Twitter Barça Fútbol sala

El Barça ganó por 2-1 en el Palau Blaugrana ante un ACCS París que compitió hasta el final. De hecho, los parisinos se avanzaron en el marcador con un bonito gol de tacón de Edu. A parte de Ricardinho y Ortiz, los jugadores más destacados del ACCS París fueron el capitán Mohammed y el habilidoso ala Nelson Lutin.

La profesionalización a nivel europeo del fútbol sala está a la vuelta de la esquina. Cada día este deporte suma más aficionados y adeptos y tarde o temprano terminará siendo un deporte olímpico. La evolución de la LNFS o la irrupción de nuevos equipos grandes como el ACCS París contribuyen a hacer un poquito más grande este maravilloso deporte. 


Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de la actualidad del Círculo Central.