Sergio Lozano Martínez, alias ‘El Búfalo’, es un jugador de fútbol sala con una trayectoria envidiable, digna de leyenda. El actual capitán del FC Barcelona es de esos jugadores a los que es difícil no admirar, no tan solo por sus logros individuales o colectivos, sino por su forma de ser como jugador y persona fuera de la cancha.

Los primeros pasos

Lozano nació en Alcalá de Henares en 1988, pero inició su trayectoria deportiva en el EFS Arganda. En Arganda del Rey, a pocos kilómetros de su ciudad natal, jugó un total de tres temporadas, desde la 2001-2002 hasta la 2003-2004.

En la temporada 2004-2005 Sergio Lozano se sumó al ilusionante proyecto de La Unión Boadilla Las Rozas. Este club recién fundado se originó de la fusión entre el Atlético Boadilla y el Club Fútbol Sala de Las Rozas. En su primera temporada no pudieron mantener la categoría en División de Honor y descendieron a División de Plata, en la que estuvieron tres años consecutivos luchando por el ascenso. La Unión Boadilla Las Rozas descendió administrativamente por no poder hacer frente a los pagos al final de la temporada 2007-2008. Esa fue la última temporada de Sergio Lozano por tierras madrileñas.

No obstante, no todo fueron malas pasadas para el de Alcalá de Henares durante sus primeros años. Lozano ganó su primer campeonato europeo sub-21 con la selección española en 2007 siendo uno de los jugadores revelación del torneo.

Sergio Lozano sosteniendo el trofeo europeo sub-21 ganado con la Selección Española de fútbol sala. Fuente: Golsala
Sergio Lozano sosteniendo el trofeo europeo sub-21 ganado con la Selección Española de fútbol sala. Fuente: Golsala

La gran actuación del ala madrileño en el Europeo Sub-21 le sirvió para poder volver a la categoría de oro del fútbol sala español de la mano del Reale Futsal Cartagena. En Cartagena disputó solo dos temporadas (2008-2009 y 2009-2010) en las que el equipo cartaginés consiguió mantenerse en la categoría, pero se mantuvo lejos de las campañas en las que estuvo cerca de ganar el título liguero.

En la temporada 2010-2011 Sergio Lozano fichó por uno de los equipos candidatos al título de liga como es el Caja Segovia. El equipo segoviano ya contaba con tres ligas en su palmarés y hasta con un trofeo europeo. Finalizaron sextos en la liga regular clasificándose así para el playoff del título de liga. Caja Segovia batió al todopoderoso Inter Movistar en cuartos de final y se plantó en la final después de superar la semifinal contra el Benicarló.

En la gran final Sergio jugó contra el equipo de su vida, pese a que él aún no lo sabía. Era el Barça Alusport de Wilde, Jordi Torras y compañía que hacía tan solo cinco años antes jugaba en división de plata. En esa final Sergio Lozano brilló, sin embargo, no fue suficiente para batir a un Barça imparable que se llevó el título al quinto partido de la final.

El gran salto

En ese mismo verano Lozano firmó por el Fútbol Club Barcelona y diez años después se ha convertido en leyenda activa del club. El ‘9’ de los blaugranas ha conquistado todos los títulos que un profesional de este deporte puede conseguir. La cara negra de la moneda para Sergio Lozano han sido las constantes lesiones que ha sufrido. En concreto ha sido la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha la que le ha traído más dolores de cabeza, hasta tres operaciones. A esta grave lesión le tenemos que añadir las múltiples recaídas musculares que ha tenido en el bíceps femoral y el cuádriceps. Pese a las dificultades, ‘El Búfalo’ siempre se levanta y vuelve a correr.

Sergio Lozano levantando su tercera Liga de Campeones de la UEFA de fútbol sala, la primera como capitán del FC Barcelona en 2020. Fuente: LNFS
Sergio Lozano levantando su tercera Liga de Campeones de la UEFA de fútbol sala, la primera como capitán del FC Barcelona en 2020. Fuente: LNFS

En el Barça, ‘El Búfalo’ ha podido desarrollar todo su juego ya característico. Es un jugador con una garra y fuerza física descomunal, pero que no le impide ser habilidoso y ágil con el cuero. Su rasgo más significativo es su fuerte golpeo de balón que hace imposible cualquier intento del guardameta. Es un jugador muy polivalente, ya que puede jugar en cualquier posición del campo de fútbol sala adaptándose así a las necesidades del equipo y exigencias del rival.

En su extenso palmarés encontramos: 4 ligas españolas, 4 copas de España, 6 copas de S.M. el Rey, 2 Supercopas de España y 3 Uefa Futsal Champions League. Además, ha ganado una Eurocopa con la selección española en el 2012. Casi todos los títulos de la sección de fútbol sala del Barcelona han sido con Sergio Lozano de jugador y en todos ellos ha participado activamente.

Sergio Lozano es de esos jugadores que al verlo te enamoras al instante. Es la representación perfecta de lo que es y debe ser el fútbol sala profesional español: una fiesta limpia y con el espectáculo más que asegurado. A sus 33 años sigue dando lecciones de fútbol sala en el parquet. No cabe duda que es una leyenda de este deporte y que su influencia marcará un antes y un después en todas las pistas del 40×20.


Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de la actualidad del Círculo Central.